Janjanbureh (Georgetown), Gambia

Etapa 4 
Después de ver las piedras monolíticas de Wassu cruzamos el río con un pequeño ferry y entramos en Janjanbureh, también llamada Georgetown.



Janjanbureh es una pequeña ciudad sobre una pequeña isla en el río, en el interior de Gambia. Fue capital del país y en la época de gloria fue una de las ciudades más importantes para la venta de esclavos.


Precisamente paramos aquí para ver una de estas prisiones, la “slaves house”.
En la casa de esclavos que vimos, nos contaron un poco la historia de lo que pasaba en aquel dramatico periodo. 
Cuando capturaban a los hombres, los encerraban en celdas, pero a los más rebeldes los mandaban a prisiones diferentes.


Los dejaban en una especie de sótano,,, donde con la bajada y subida del río se inundaba y quedaban sumergidos hasta la cadera. Había una especie de pozo que comunicaba con las aguas del río y donde podían beber agua… pero cuando el agua subía, todo se mezclaba con los excrementos y porquerías varias, provocando cólera y más infecciones. 


Los que sobrevivían empezaban otro duro recorrido hasta el mar,,, y luego emprendían la larga travesía hasta América. Muy pocos llegaban vivos al destino,,, y a los que llegaban, les esperaba una muy dura vida de esclavos!


La famosa serie Kunta Kinte está basada en una historia real de un esclavo de Gambia que vivía en una isla en el río, muy cerca de Janjanbureh.
La cosa increíble, era que muchos de los reyes de las tribus locales, vendían su propia gente a los esclavistas a cambio de alcohol.


Una vez visitada la "slaves house" con el grupo, fuimos a ver el Mercado de Janjanbureh, un mercado local un poco pobre de mercancías….




Después de la visita al mercado nos despedimos del grupo… ellos volverían por el lado sur del río hasta Senegambia, nosotros nos quedaríamos aquí.
Ibuh, el capitán del barco de la travesía por el río, se ofreció para ayudarnos a buscar una Guest House.
Visitamos varios sitios, pero todo estaba lleno! El Presidente de Gambia estaba aquí y mucha gente de la costa había llegado para verlo.
Finalmente conseguimos una habitación en un Camp, más cara de lo que esperábamos… pero era el único lugar donde había sitio.


Dejamos las cosas y fuimos con Ibuh y otro chico que nos acompañaba a tomar un refresco.
El sol estaba bastante fuerte y hacía mucho calor. Nos despedimos de ellos y para darles las gracias les dimos material escolar para sus familias. Parece que todo el mundo lo necesita…


En Janjanbureh pasamos tres días.
Es un buen lugar para los que le gusta avistar aves. Hay guías que te llevan por el río, pero no era nuestro caso.


Janjanbureh es una ciudad donde no hay mucho para el viajero y hay poco que hacer. Las calles son de tierra y hay unas tienditas donde se puede comprar agua y algo de comida. 
Encontramos un restaurante llamado "Yaya", donde podíamos comer comida local a buen precio, preparada por una señora. Era como estar en el comedor de su casa.


Estuvimos paseando por las calles y relacionándonos con gente local. Los Gambianos son muy amables y les gusta hablar con los extranjeros. 
Todo el mundo saluda con “Hello, how are you?”


Después de unos días ya nos conocía todo el mundo.
También coincidimos con el Presidente y una noche se montó una fiesta con tambores y danzas. Esperaban la vuelta del Presidente que había salido para su campaña electoral,,, y conseguimos verle! Creo que la televisión local nos grabó bailando…


La idea era también llegar más adentro del país, hasta Basse Santa Su, una ciudad fronteriza con Senegal. A lo mejor había algo más interesante que aquí.
Decidimos movernos. Preguntamos los horarios de los buses, pero cada uno tenía su teoría. 


Por la mañana sobre las 8.30h llegamos a la parada, teóricamente el bus salía a las 9.00h, pero no llegó hasta las 10.00h.
Mientras esperábamos nos encontramos con Ibuh que nos comentó que justo este día, el Presidente se movería hasta Basse Santa Su,,, mierda!!!! Otra vez!!!
Subimos al bus, coste 50 Dalasi (aprox. 1€), el recorrido fue de casi una hora y media por medio de campos y pequeñas aldeas… Hacía mucho calor.


Llegamos a Basse y bajamos en la última parada, el centro. 
Bajo el caluroso sol empezamos a caminar buscando una Guest House o cualquier cosa para dormir… Miramos una, dos, tres,,, todo estaba lleno… El Presidente llegaría a lo largo del día y todo el mundo estaba eufórico.


Después de un par de horas buscando y visto que la ciudad no prometía mucho más que Janjanbureh,,, decidimos volver a coger un bus para regresar de donde venimos.


Fue más bien una excursión a Basse. Afortunadamente el bus de vuelta salió rápido.
Durante el regreso nos cruzamos con el convoy del Presidente. El bus tuvo que parar para dejarlo pasar,,, nos quedamos media hora esperando.


Cuando llegamos a Janjanbureh, ya la ciudad estaba vacía y pudimos encontrar con facilidad una Guest House a buen precio.


Visto lo visto, ya no había mucho que hacer por aquí. Nos quedaba una semana en Gambia y ya habíamos hecho casi todo lo que pensábamos hacer.
Tomamos la decisión de que al día siguiente nos moveríamos hacia la costa. 
Pero no a Senegambia, a otra playa en el sur del país que en teoria era menos turística, Sanyang Beach.

No hay comentarios:

Publicar un comentario